trienio.com.mx

Rivera va; Panal no será un aliado

Rivera va; Panal no será un aliado

El jueves pasado fraguó la candidatura por Acción Nacional de Martha Erika Alonso Hidalgo.

Fue un encuentro entre Rafael Moreno Valle y Santiago Creel -el exgobernador aún no se reúne con el candidato único a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya- donde pusieron todas las fichas sobre la mesa.

El ex gobernador panista defendió con todo la postulación de su esposa y su preeminencia en el estado, lo ha trabajado y se comprometió a dar resultados en todas las elecciones. Para garantizar que cumplirá, porque sus compañeros desconfían de él, en especial que hará ganar a Ricardo Anaya, le pidieron pruebas de congruencia a favor de la unidad y qué mejor que nominar al panista que va adelante en las encuestas por la presidencia municipal de la capital y no es otro más que Eduardo Rivera Pérez. Aceptó.

Un punto por demás trascendente fue que renunciara a su propósito de crear una gran alianza de por lo menos ocho partidos políticos nacionales y locales en torno a Alonso Hidalgo, en especial que se comprometiera a renunciar a la integración de Nueva Alianza a su proyecto, porque sería tomado como una traición, pues a nivel nacional son rivales del PAN y de Anaya en especial. No sin pelear dijo: “adelante”.

Con esos argumentos, la mañana del viernes, el periodista Arturo Luna informó cerca de las nueve de la mañana, sobre la renuncia de Martha Erika para buscar la nominación a la gubernatura, aunque esto no fue oficial, dijeron los panistas que ella renunció desde el domingo 31 de diciembre, lo que podría no ser cierto.

Prevaleció el pragmatismo de las partes

Anaya no quiere perder estados como Puebla que gobiernan panistas y Moreno Valle asumió que la situación del priista José Antonio Meade y su tercer lugar hacen inviables acuerdos triunfadores como le gustan y acostumbra.

Aceptó que con y en el PAN conseguirá más, por lo pronto la gubernatura y casi todas las posiciones locales importantes. Y en lo federal sus propuestas siguen en pie, aunque no se descartan ajustes.

Lo importante es que prevalece la unidad panista y en los siguientes días conoceremos más detalles de los acuerdos.

Uno de los pasos importantes se dio ayer por la tarde, en sus cuentas en redes sociales; Moreno Valle, sin declinar aceptó la nominación de Ricardo Anaya como candidato único panista a la Presidencia de la República y por ende su postulación Por México al Frente con la suma del PRD y Movimiento Ciudadano.

En su mensaje de aceptación no mencionó a Anaya y adelantó que no será un obstáculo para que el PAN se mantenga unido y se logren los objetivos del Frente.

“Es evidente que existe un consenso a favor de quien debe ser el abanderado. En este contexto, sostuve reuniones con mi familia, equipo de trabajo, colaboradores y juntos tomamos la decisión de no convertirnos en un obstáculo para que el PAN se mantenga unido y México al Frente logre sus objetivos”, señaló a través de un video.

Ayer domingo, 7 de enero, era el último día para inscribirse en la contienda interna de Acción Nacional rumbo a las elecciones presidenciales de 2018, el poblano reiteró en su video mensaje que el país necesita un cambio de régimen a través de la suma de distintas fuerzas políticas que impulsen un proyecto común.

Insistió que su administración estuvo conformada por una coalición entre PRD, PAN, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano y fue promotor de los gobiernos de coalición durante su mandato.

Lo de Eduardo Rivera era una condición que los propios morenovallistas veían venir y poco a poco aceptaron, cuando lo planteó Creel, no hubo problema en aceptarlo.

No ocurrió lo mismo con Nueva Alianza, fiel aliado de Moreno Valle desde su fundación y participante en todos sus gobiernos de coalición.

La advertencia fue clara, el término traición si sumaba a los maestros en el estado de Puebla cambió radicalmente todo, porque el exgobernador lo que menos pretende es que se tome así su militancia y decisiones políticas.

Creel señaló inaceptable que mientas a nivel nacional el PANAL será un adversario de Anaya y los partidos que lo postulan, en el estado de Puebla fuera aliado panista.

Con el PANAL nada, fue la posición intransitable, la cual Moreno Valle aceptó.

No es extraño por ello que el dirigente estatal del PAN, Jesús Giles Carmona, haya negado en entrevista con El Sol de Puebla, el sábado pasado, que esté definida una coalición local “pese a versiones que indican que el Panal ya ha amarrado acuerdos con el albiazul. El dirigente tampoco aclaró si el Partido de la Revolución Democrática (PRD) irá o no con este instituto político de derecha”.

El morenovallismo se mantendrá en 2018 como la fuerza panista predominante en el estado de Puebla, pero no será la única y tendrá que compartir con otras expresiones, aunque evitará que personajes como Rafael Micalco, Juan Pablo Piña y Humberto Aguilar Coronado tengan posiciones de elección popular, aunque si la cúpula panista los designa no le pedirán permiso.

Martha Erika Alonso y Eduardo Rivera aparecen como una pareja ganadora, sin importar quienes sean sus contendientes, y tendrán que demostrarlo en las urnas, lo mismo que hacer ganar en el estado a Ricardo Anaya en la presidencial.

Por lo pronto, el PRI lanzará su convocatoria para senadores y diputados federales el 10 de enero y el 21 de este mes con la que elegirán a su candidato a gobernador para entonces ya designado.

En el PAN, por ahora el pragmatismo ganó.

Trienio Radio

  17.01.2018 Ferienhaus Ostsee

Huauchinango

 

 

¿Quien sería el mejor candidato para la presidencia municipal de Xicotepec?

Lupita Vargas - 38.2%
Carlos Barragán Amador - 19.1%
Gabriela Alvarado L. - 27.9%
Andrés Ramos F. - 8.8%
David Tovar - 5.9%

Total votes: 68
The voting for this poll has ended on: 06 Ene 2018 - 05:25