trienio.com.mx

Medicamentos sin receta, ¿conoces sus riesgos?

Medicamentos sin receta, ¿conoces sus riesgos?

Dentro del autocuidado se contempla la automedicación responsable, siempre que un profesional de la salud haya indicado cuándo y cómo hacerla

Los medicamentos sin receta médica son aquellos que se venden de manera libre en las farmacias. Analgésicos, antipiréticos, antihistamínicos, antitusígenos, suplementos de vitaminas o antiinflamatorios, entre otros, en forma de ungüentos, cremas, tabletas, suspensiones, comprimidos o de jarabe constituyen la larga lista de fármacos que se pueden adquirir en estos establecimientos. Pero ¿estos medicamentos se utilizan de forma adecuada? ¿Para qué se toman? ¿Qué precauciones hay que seguir antes de consumirlos? A continuación se aporta la información que aclara estas dudas sobre los fármacos de venta libre.

En los estantes de las farmacias hay disponibles multitud de medicamentos que se pueden comprar sin receta, una larga lista de fármacos que pueden ayudar a solventar problemas de distinta índole pero que, por otro lado, no están exentos de riesgos. Hay que tener en cuenta que cualquier sustancia puede interactuar con otros medicamentos, alimentos, suplementos e, incluso, con algunas bebidas. Además, no todo vale para todos: embarazadas, niños y personas con alguna enfermedad deben tener especial precaución.

- Autocuidado y automedicación

El autocuidado es fundamental: hay que saber cuidarse. Y también hay que saber automedicarse de manera responsable. Para algunos problemas de salud que provocan síntomas leves (como la tos y el dolor) puede ser útil tomar alguna medicación para aliviarlos, siempre que un facultativo o profesional de la salud haya indicado cuándo y cómo hacerlo.

Por el contrario, tomar un fármaco por iniciativa propia o porque lo aconseja un familiar o conocido sin consultar a un profesional (autoprescripción) puede tener consecuencias graves para la salud: efectos dañinos en el organismo, interacciones con otros fármacos, desarrollo de resistencias como sucede con los antibióticos, empeoramiento del cuadro clínico e, incluso, enmascaramiento de otra enfermedad importante.

Pero, ¿qué conduce a consumir medicamentos sin prescripción? Son varios los motivos que lo favorecen. La lenta accesibilidad al profesional de la salud, en los casos leves, y el poco tiempo libre que disponen los usuarios hacen que, de esta manera, se ahorren esperas, desplazamientos y pérdidas de tiempo. Hace años, a ello se le sumaba la falta de cumplimiento de la legislación sobre dispensación de especialidades que exigen receta médica, como sucedía con los antibióticos.

A pesar de que la automedicación tiene estas connotaciones negativas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ve en la automedicación responsable una fórmula válida de atención a la salud en las sociedades desarrolladas. Para ello, son necesarias campañas que fomenten la participación del ciudadano en los temas relacionados con su salud, que le informen y le formen en el uso adecuado y responsable de los fármacos.

Trienio Radio

  14.12.2018 Ferienhaus Ostsee

Salud

Huauchinango

 

 

¿Para ti cual es el pueblo mágico más seguro de la sierra norte de Puebla?

Loading ...